martes, 3 de enero de 2012

Una introspectiva a Philippe Beauvais y su banda Anemonia


Por estos días la ciudad de Montreal está cubierta de nieve y la temperatura no supera el grado centígrado, parece ser la imagen repetida de los lugares donde el metal gótico va creciendo, alimentándose de belleza lúgubre y sombría. Vale tener en cuenta que los mayores exponentes del género vienen de países como Finlandia o Noruega. El clima gélido trae aparejada la búsqueda por un cálido escondite: Philippe Beauvais, la mente creadora de la banda Anemonia, encuentra su refugio en la música.

Hace siete años la casa de Philippe se consumió en un incendio donde lo perdió todo, pero al mismo tiempo el fuego prendió una llama en su interior; y reavivó sus ganas por componer y comenzar nuevos proyectos, que creyó haber perdido luego de que su anterior banda, Influenza, no rindiera los frutos esperados, pero de eso prefiere no hablar.

El estar tan cerca de la muerte lo hizo replantear su vida, y sólo se arrepintió de una cosa: el no haber grabado su música, para de ese modo -y como él dice-, inmortalizar una pieza de su alma. Cuando consiguió un nuevo lugar donde vivir empezó a componer las primeras melodías de lo que sería Moonlit Numina, el álbum debut de la banda, lanzado en octubre del 2009. 

El primero en unírsele fue el guitarrista Adam Huard, y es el único que queda del ensamble original, aunque Philippe dice que la verdadera agrupación no estuvo completa hasta abril del 2009, cuando el bajista Daniel Magnan se unió a la formación actual. Anemonia se formó como una flor que no deja que sus pétalos sean arrancados, sino que ataca con la pasión que hay en cada una de sus enérgicas notas. 

La banda trató de tocar en la mayor cantidad de lugares posibles desde que se formó. Participaron en la edición 2004-2005 del concurso internacional Emergenza, y vendieron más entradas que nadie. Llegaron a las finales canadienses, pero no pudieron ganar el viaje para tocar en Alemania que la organización daba como premio.

Cuando la vocalista anterior decidió dejar a la banda Philippe, sin saberlo, empezó a trazar un pequeño vínculo que lo une al grupo más importante del género, los finlandeses Nightwish. Cassiopée, la actual vocalista, había sido convocada por los escandinavos para reemplazar a la soprano Tarja Turunen, que tras ser despedida protagonizó junto a sus ex compañeros de banda uno de los escándalos más mediáticos de la historia del metal. Al final Nightwish seleccionó a la sueca Anette Olzon, y Cassiopée regresó a Canadá. Lejos de haber terminado, su carrera en el metal apenas comenzaba, porque el líder de Anemonia la había buscado para que sea su nueva cantante.

Philippe afirma que nunca había escuchado a su música de la forma en que realmente debía ser sino hasta después de que Cassiopée le puso su voz a las canciones que él había empezado a escribir en el 2003. Por fin las melodías que había compuesto como archivos midi comenzaban a tomar su verdadera forma, y lo único que faltaba era  cumplir con la promesa que se hizo a sí mismo después del incendio, grabar su primer álbum.

Moonlit Numina le valió dos intentos, la primera vez había contratado a un ingeniero de sonido inexperto que lo dejó con un álbum inconcluso. Philippe decidió tomar el tomar el control de la situación y terminar el disco de manera independiente. En el foro del prestigioso ingeniero y músico Andy Sneap encontró las llaves para destrabar las puertas que no lo dejaban llegar al sonido que deseaba. Con los nuevos trucos adquiridos pudo terminar Moonlit Numina, un disco que se vendió a catorce países entre cuatro continentes.

Una potente batería por parte de Nikko Cyr, guitarras pesadas, sonidos de sintetizadores con reminiscencias a hits pop ochentosos, el bajo de Daniel Magnan y las voces limpias de Cassiopée, que puede hacer variar su registro para pasar de cantar como Lita Ford a María Callas, son los elementos que forman el álbum con toques progresivos, sinfónicos y góticos.

El bohemio tecladista cuenta a través de Moonlit Numina sus planteos para descubrir el verdadero significado de los placeres y su búsqueda por un nuevo paraíso, tras encontrarse a sí mísmo perdido en vastos campos de hielo. Al final encontrará su seguridad en un edén nocturno, mientras escucha tambores tribales bajo el cálido abrigo de la luz de la luna. El significado de todo eso prefiere que la gente lo interprete por sí misma.

Ahora Philippe está totalmente abocado a la producción de un EP que tendrá cuatro canciones, y que espera poder lanzar antes de que termine el año. Aunque originalidad no le falta, ya tiene lista la máscara que lo convierte en Le Spectre d’Iapetus, su alter ego en el escenario. Citando a Oscar Wilde, dice que una máscara hace que los hombres se muestren de la manera en que realmente son, y eso es lo que él quiere transmitir en sus shows en vivo, al fin y al cabo su música es una pieza de su alma. Promete que el EP será más bombástico que el disco anterior, e invita a todo el que se atreva a dejarse llevar por su sonido hasta lugares donde nunca nadie voló antes.


De sus fuentes de inspiración, el camino que recorrió hasta grabar el primer álbum y de lo que está por venir, nos habla Philippe Beauvais, tecladista y alma creativa del grupo.

-Contame de tus primeros pasos en la música, ¿cuándo fue eso?
-Comencé a tocar el piano cuando tenía siete años. Empecé tocando música clásica en recitales para chicos, y realmente lo disfrutaba. Después descubrí el metal, y cuanto amo este género, entonces quise aprender a tocar la guitarra. Sin embargo me di cuenta de que el piano es mi primer y verdadero amor, así que comencé a componer metal en ese instrumento, después con eso formé Anemonia.

-¿Por qué eligieron el nombre Anemonia?
-Una anemonia es una hermosa flor marina, que luce toda suave y linda, lo que provoca que los humanos quieran tocarla, pero cuando lo hacen la flor puede quemarlos. Nos gustó ese principio. Además el nombre está en latín, porque me parece que todos entienden al menos un poco de latín.

-¿Qué dirías si tuvieras que elegir los elementos que dan vida a tu música y que la podrían llegar a categorizar?
-No creo que seamos tan fáciles de poner dentro de una categoría, pero las palabras sinfónico, gótico, y power metal vienen a mi mente. También diría que nuestra música tiene muchos aspectos atmosféricos, y a la vez pesados. Pero como el compositor e intérprete de esta música me resulta muy difícil describirla precisamente.

-Hablame de tus influencias musicales y fuentes de inspiración para tu creatividad. 
-Mis influencias musicales son algo variadas. Tengo que decir que en su mayoría escucho música con sintetizadores. Entonces puedo ir de bandas como Windir a Equilibrium, después de Tristania a Nightwish –generalmente el material más viejo-, y de ahí saltar a Gershon Kingsley, Laura Branigan, música clásica, Klaus Nomi, Arkona, Covenant y Kovenant, Devo, Turmion Katilot, y a veces incluso disfruto algo de Lady Gaga, pero mejor no lo digamos. Para mí la inspiración viene cuando ella lo siente, no se dónde encontrarla, pero ella sí sabe dónde vivo, entonces cuando la escucho llamando a mi puerta trato de ser lo más receptivo que pueda. 

-¿Cómo encontraste a la cantante de la banda, Cassiopée?
-Yo era un fan de su voz desde antes de que se uniera a la banda. Cuando la cantante anterior se fue inmediatamente pensé en Cassiopée para que la reemplace. En lugar de preguntarle por email fui hasta un concierto que ella estaba dando, y después de ver su genial actuación me acerqué y le dije que no teníamos cantante, así que ella se ofreció para la grabación de Moonlit Numina.

-¿Cómo fue el proceso de grabación del primer disco?
-En realidad fue la segunda vez que lo grabamos. La primera vez fue un completo fracaso, porque habíamos contratado a un ingeniero de sonido que no sabía mezclar y que además se fue antes de terminar el álbum, así que trate de mezclar lo que teníamos, pero todo fue en vano. Empecé a leer sobre el arte de la ingeniería, aprendí trucos, me remangué la camisa y decidí re-grabar todo, independientemente. Estoy lejos de ser el mejor ingeniero, pero creo que el resultado es aceptable, y de ahora en más no vamos a  estar en una situación donde nadie sepa cómo mezclar un disco, lo que me hace sentir como un pez en un mar de creatividad.

-Sobre la composición de Moonlit Numina, ¿todo fue escrito por vos?
-Bueno, yo soy el que inventa todas las melodias, estructuras de las canciones, líneas vocales, letras, beats y todo eso, pero por supuesto que los músicos adaptan todo a su propio estilo. Por ejemplo, tengo un excelente baterista, y a veces yo escribo líneas que para semejante músico pueden parecer aburridas, así que él les da sus propios “colores”. Cassiopée es una cantante muy apasionada, por eso disfruto cuando ella se mete dentro de la canción, adaptándola a sí misma, e incluso mejorándola, porque es una artista increíble. Respecto a eso todos los miembros de la banda son confiables.

-¿Que Moonlit Numina haya sido un lanzamiento independiente fue una decisión propia?
-Sí, nosotros quisimos que el álbum fuera independiente, nunca solicitamos discográficas. La composición, grabación y lanzamiento del disco fue muy experimental, y nos divertimos mucho. Disfruto cuando aprendo, y creo que Moonlit Numina nos hizo descubrir muchas cosas. A veces de forma difícil, y a veces más fácil, pero ahora todo está hecho, y en el futuro podría ser agradable estar con una compañía y todo eso.

-¿En qué etapa de grabación está el EP que van a lanzar?
-Casi todo ya fue grabado, excepto por las voces, y también falta terminar algunas partes de los teclados.

-¿Cuáles van a ser las principales diferencias entre el nuevo material y el trabajo anterior?
-Yo diría que la mayor diferencia es que las canciones del EP van a ser más bombásticas, pero de nuevo, siendo el compositor e intérprete me resulta muy difícil describirlas. Creo que el EP va a ser una continuación lógica del álbum, y una continuación es lógicamente una evolución. Pero todavía no escuché el resultado final, así que no puedo decirlo realmente.

-¿Sobre qué van a tratar las canciones?
-Van a ser sobre dolor y opresión, libertad y pasión, ser un esclavo para las voces de antaño, dejarme poseer y escribir, romper con las paredes que nos quieren cegar, volar hacia donde nadie haya volando antes, y todo lo que está en el medio.

-¿Qué me dirías si tuvieras que hacer una comparación entre el proceso de grabación de Moonlit Numina y el del nuevo EP?
-Como dije, el EP va a ser una continuación del álbum, y nuevamente estamos grabando y mezclando todo por nuestra cuenta. Me gusta pensar que ahora conozco más sobre ingeniería de sonido, pero todavía no soy lo mejor allá afuera, la perfección nunca va a ser alcanzada. Pero, como un pez nadando libremente en el mar de la creatividad, me estoy divirtiendo mucho, más que con Moonlit Numina. La razón principal sería que ahora no me siento como disparando en la oscuridad.  


Por Maximiliano Vilca  Diciembre 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada