jueves, 2 de febrero de 2012

Más actores de Hollywood se animan al cine independiente

Historias originales y creativas acercan a las estrellas al circuito indie. Las celebridades buscan ampliar sus horizontes artísticos apoyando a una industria emergente. 

Robert Redford clausurando el Sundance Film Festival 2011.  The Associated Press / Chris Pizello

“La ventaja de trabajar en el circuito indie es que podés hacer lo que querés. La desventaja es que vas a tener que aprender a vivir a base de fideos”, sostiene el director de cine estadounidense Joe Nicolosi (Star Wars: Retold). Sin embargo, esa regla no se aplica a las celebridades de Hollywood que incursionan en la industria independiente en busca de mayor autonomía creativa. Así, los actores no temen someterse a planos que dejan ver las imperfecciones físicas de sus personajes y se acercan a historias más realistas para el público, que no requieren de extraordinarios presupuestos.

En el pasado, para un actor de Hollywood, aparecer en un film independiente era una señal de que su carrera estaba en peligro. A partir de los años noventa esa tendencia se revirtió y el circuito indie comenzó a crecer en paralelo al mainstream: “Cuando se amplian los horizontes, el actor obtiene beneficios, como llegar a ser parte de algo con más valor artístico y poder marcar una diferencia. De esa manera, podrá mirar hacia atrás y ver que hizo más que sólamente dinero”, opina Nicolosi.

“Las estrellas de Hollywood pueden influir de forma positiva en las películas al darle un lugar en el mercado; pero también de forma negativa, si absorben toda la atención”, plantea el director David Lowery, nombrado en  2010 Ícono del Cine Independiente por IFC Films (Independent Films Channel). A su vez, asegura: “Los famosos, sean Robert Redford al frente del Sundance Film Festival o Brad Pitt produciendo Tree of Life, ayudan a las buenas películas a salir al mundo.”

La realidad es que, sin una estrella, es casi imposible para una película independiente conseguir financiamiento, debido a la recesión del mercado de la salida directa a  videos. La única forma de hacer dinero es por medio de TV paga o cines, y ninguna de esas dos opciones es posible si el film no cuenta con una celebridad.  Sólo directores como Martin Scorsese, Woody Allen y David Lynch pudieron llevar al cine independiente a igualar al cine de taquilla, en parte, debido a la interesante mezcla entre caras famosas y las del circuito indie.


Redford, ícono y referente


El actor Robert Redford no sólo se ha encargado de hacer, sino también de apoyar y premiar al cine indie, lo que lo convirtió en uno de sus mayores referentes. “Muchos actores, como Redford, son personas inteligentes y sensibles que necesitan, guiados por su compromiso social, buscar la libertad que los aleje de la maquinaria hollywoodense”, dice el director argentino Eliseo Subiela, quien ha tenido el gusto de trabajar en el Sundance Institute.

Mientras los ejecutivos que controlan los grandes estudios se vuelcan hacia guiones que no implican riesgos y apuntan a públicos masivos, los actores quieren tratar temas evitados por los tanques taquilleros. No obstante, el objetivo de Redford es cerrar la brecha entre el mainstream y lo indie. En una entrevista para New York Times, el director declaró: “Un film simplemente quiere tener la libertad de ser. En un mundo ideal no habría distinciones entre tipos de  películas, sólo un menú más amplio.”


La supervivencia del cine, por Eliseo Subiela



Mi paso por el Sundance Institute  fue una de las experiencias más valiosas de mi carrera. En 1986 llevé, bajo la recomendación del Instituo Cubano de Arte de Industria Cinematográfica, mi proyecto Últimas imágenes del naufragio a la entidad fundada por Robert Redford. Durante un mes, guionistas y técnicos de Hollywood analizaron mi guión. Luego filmé escenas con actores norteamericanos que fueron evaluados por Redford y su grupo.

            Es difícil, incluso para un director reconocido, conseguir apoyo para poder realizar una película. En estos momentos, recurro al crowdfunding, una alternativa para conseguir financiamiento. Deprime un poco comprobar que no se reconoce las trayectorias profesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada